Blog

Comunicaciones

Prosumidores: el nuevo público

Hablar hoy de los públicos como simples receptores de un mensaje, puede convertirse en una imprecisión que puede llegar a costarle a la hora de fijar los objetivos para su próximo plan de comunicaciones. Por eso debe conocer la figura del “prosumidor” y sus múltiples incidencias en una realidad que como empresa y marca lo toca inevitablemente.

 

ANTE UNA NUEVA DINÁMICA MEDIÁTICA

 

Podríamos decir que el futuro ya llegó; todas esas fantasías con las que soñábamos de niños acerca de poder comunicarnos y enterarnos de cualquier cosa, con la velocidad y la facilidad con la que lo hacemos ahora, son reales ahora, gracias a la tecnología y al ritmo con el que esta ha influenciado a los medios de comunicación, lo cual nos ha permitido empoderarnos como audiencias que reciben, pero que también se manifiestan bajo las mismas condiciones y con los mismos y hasta mejores formatos expresivos.

 

Sólo hace falta ver la marea de memes que inundan las redes sociales, los esfuerzos de varias marcas que buscan incluir a sus públicos en la creación de nuevos productos o las plataformas que abren un espacio a nuevos creadores, impulsando sus carreras en las diversas industrias culturales.

 

Revisemos algunos casos que pueden dar un panorama más general de esta situación:

 

 

 

 

 

¿Quién es el “prosumidor”?

 

La palabra como tal hace referencia al concepto de “Professional Consumer” un término que se afianza en la experticia de grupos enfocados en el escenario digital que compartían impresiones sobre datos provenientes de diversas fuentes y generaban un criterio de decisión hacia productos y servicios, esta práctica los legitimaba como consumidores conscientes y capaces de reconocer, refutar y recomendar, en un nivel profesional sobre el mundo comercial en general.

 

Hoy, podemos asociar también al “prosumidor” con el sujeto que consume al tiempo que produce contenidos, una dinámica que se vincula con la generación de los Milenios que, como nativos digitales, son los abanderados de una transformación en las comunicaciones y otros escenarios en donde la innovación es un imperativo. De ahí que el “prosumidor” sea un sujeto inquieto que está siempre conectado y su criterio siempre está activo en espera de la oportunidad en la que pueda expresar su opinión de maneras creativas, simples y certeras. El “prosumidor” está queriendo saber siempre mucho más de los mensajes que le llegan, busca su origen, qué tan veraces son y sobre todo, qué tan relevante, útil y práctico puede resultarle.

¿Por qué integrar el concepto de “prosumidor” en su estrategia comunicativa puede añadir valor a su marca?