Blog

Comunicaciones

Trabajadores felices: una reputación organizacional más fuerte

Trabajadores felices: una reputación organizacional más fuerte

 

El Reputation Institute (RI), presentó algunas maneras que las compañías podrían optar para conquistar nuevos talentos, cuidarlos y fortalecer los vínculos con sus colaboradores, obteniendo como resultado una reputación interna fuerte que, sin duda, ayudará a preservar el prestigio externamente. No es un secreto que los empleados son jugadores clave para salvaguardar la imagen de las marcas y compañías. 

Según Isadora Levy, Gerente Senior de Investigación del RI, “la reputación es la reacción de las partes interesadas hacia su empresa, cómo se comportan con usted y que tan leales podrán ser. Además, si confían en usted, estarán más dispuestos a darle el beneficio de la duda y lo considerarán como un empleador potencial sobre otra organización que no ha considerado el impacto de la reputación en su estrategia de gestión del talento”.

 

Puede interesarte: la reputación sí es una prioridad, pero hay que aprender a gestionarla

 

Asimismo, es interesante ver que la Encuesta Global RepTrak 100 de 2019, que presenta a las 100 mejores compañías del mundo con la mejor reputación, advierte sobre tres atributos que le dan fuerza a la reputación empresarial con sus colaboradores: igualdad de oportunidades, recompensas justas y demostrar preocupación por su bienestar. Empresarios, es momento de tenerlo claro y en cuenta.

 

Para muchos empleadores, esto puede significar un cambio estratégico lejos de la comprensión más tradicional de la adquisición de talento, de cómo atraerlo y retenerlo, si se desea contratar a los mejores colaboradores disponibles en el mercado y preservar los que ya tiene.  

Algo que destaca el RI es el proporcionar trabajo con un propósito para que realmente se beneficien las empresas de ese compromiso y garantizar que se traduzca en atracción de talento. Desde mi punto de vista, las nuevas generaciones necesitan sentir un propósito real para ‘amar’ una organización y pasar años dentro de ella; varios estudios revelan que la ‘necesidad’ de trabajar por décadas en la misma empresa no es algo que se priorice en la actualidad. Les pregunto, ¿quién podrá trabajar mejor para posicionar, fortalecer y recuperar la reputación de mi marca que un empleado feliz y con propósito? Nadie, diría yo. 

 

Ver más: cinco pasos para cuidar la reputación de las organizaciones

 

Otro elemento interesante es el que insta a buscar “comentarios en todas sus formas”. Los empleadores que buscan comentarios de los colaboradores están en el camino correcto cuando se trata de retención, porque de esa manera también comprenderán qué va a llamar la atención de los talentos que desean atraer a sus organizaciones. Esto permitirá tener una conexión entre marca y empleado, que se traduce en una persona con una buena imagen de su compañía y eso mejorará la reputación desde la perspectiva del empleador.

 

Algo de lo más llamativo, según el documento, es tomar decisiones basadas en datos y en eso jugará un papel fundamental los líderes de recursos humanos. “Las herramientas para evaluar la capacidad de un empleador seguirán siendo fundamentales para las organizaciones que eligen fomentar el vínculo vital entre la reputación y el talento”.

 

Además: la relevancia necesita de grandes transformaciones

¡Y eso sí que es interesante! Pone sobre la mesa herramientas cuantitativas que podrán ayudar a sacar KPI’S para analizar indicadores de rendimiento, lo cual puede aplicarse directamente a la medición reputacional, algo que nunca ha podido hacer de manera clara la industria de las relaciones públicas y las agencias de comunicación, valga la aclaración, es un principio desde un panorama menos amplio como lo es la imagen interna.

 

Una organización podría ganar mucho en términos de reputación interna al abrir campo al activismo de sus colaboradores. Aunque este paradigma se está rompiendo, aún hay empresas que no permiten activismo de ningún tipo, lo cual afecta su buena reputación y las posiciona como empresas acartonadas, cerradas y de la vieja escuela, algo que están castigando los mismos colaboradores y afecta su prestigio en todo sentido.

 

Muchas veces nos preocupamos por el prestigio de puertas para afuera, pero sin duda, los primeros que la defenderán férreamente ante cualquier ataque, son los colaboradores si tienen un sentido de pertenencia gracias a la excelente reputación interna. 

 

Sonia Quesada, Gerente General de High Results.